No es únicamente el ecommerce una tendencia de compra a la que debemos poner atención, ROPO (Research online – Purchase offline) se ha vuelto cada vez más importante para los resultados de venta.

Joven mujer feliz celebración de tarjeta de crédito y el uso de la computadora portátil. Foto gratis

Con un consumidor cada vez más conectado e informado es necesario que nuestra estrategia genere una experiencia omnicanal, que la esencia de marca se sienta igual en los activos digitales como en los puntos de venta físicos, sucede mucho que el sitio web, la tienda online, las redes sociales o la app es una cosa y los locales otra muy distinta.

La tendencia del ROPO es tan fuerte según estudios, son 3 de cada 4 compradores los que buscan información en internet y compran en los puntos de venta físicos, la cifra creció durante el segundo mes de la pandemia ya que al usar menos tiempo para comprar cada vez que salimos para evitar estar expuestos a contagios, los consumidores quieren llegar a los puntos de venta con claridad sobre lo que desean adquirir.

El estudio dice que un 71% de las personas que declararon tener intención de ir al punto de venta, lo han hecho al cabo de una semana. La mayor conversión se da en los supermercados (82%). (Estudio realizado por la empresa Coto Consulting)

A pesar del crecimiento exponencial del ecommerce, hay productos que funcionan mal en digital en términos de ventas aunque los indicadores de búsquedas y tráfico de esos productos sean elevados, un ejemplo son las zapatillas para correr y de ahí parte un error que cometen muchos marketers al ver estos resultados deciden dejar de pautar en estos productos, pero están ignorando que están influenciando ventas offline.

La tienda online se convierte en una extensión de la tienda offline y viceversa, por lo cual es sumamente importante optimizar las campañas para ROPO pues esto tendrán un gran impacto en las ventas generales de la empresa.

Para optimizar ROPO es necesario determinar qué productos funcionan mejor para ventas en línea y cuáles no, siempre pensando en el buyer journey.

La medición es muy importante, la mejor forma de determinar la atribución de la influencia de los anuncios online en las compras offline es a través del GPS, Google y Facebook tienen varias herramientas para atribuir este comportamiento.

Analiza el tráfico de cada producto y compáralo con las ventas en la tienda física, puedes sorprenderte al evidenciar las interrelaciones.

Puedes colocar cerca del botón de añadir al carrito un botón que te de la opción de ver la ubicación de los locales, esto te ayudará a determinar que productos tienen mayor intención de compra offline.

Escrito por:

André Méndez, Experto en Marketing y Publicidad 360 especializado en Data Marketing, con más de 10 años de experiencia trabajando con marcas nacionales e internacionales.

https://www.linkedin.com/in/andremendezb/